Historia y propiedades de la quinoa

La quinoa (chenopodium quinoa) es un alimento procedente de los Andes, concretamente de los territorios pertenecientes a Bolivia y Perú. También es conocida como quinua, aunque nosotros en este artículo la llamaremos quinoa. La quinoa fue cultivada y consumida por las civilizaciones prehispánicas de América desde hace unos 5.000 años. Para estas civilizaciones era un alimento sagrado, aunque no solo se usaba como alimento, también como jabón (gracias a la saponina) y medicina. Este pseudocereal es cultivado generalmente a 3.000 y 4.000 metros de altura, al cultivarse a tanta altura, soporta las heladas y se adapta bien a diferentes condiciones ambientales. Tras la llegada de los españoles, la quinoa fue sustituida por otros cereales, pero antes de la llegada de estos, su consumo y su distribución estaba muy desarrollado, en gran parte ayudado por la extensa y estructurada red de caminos que tenía el imperio Inca. El primer español que reportó el cultivo de quinoa fue Pedro de Valdivia, militar que formó parte de la expedición de Francisco Pizarro, conquistador del imperio Inca. La quinoa era un alimento muy popular entre las culturas prehispánicas, era muy consumida como la patata y el maíz. Estos alimentos formaban parte de la dieta diaria de los incas, aztecas y mayas. La región andina, especialmente a la orilla del lago Titicaca, muestra la mayor diversidad y variación genética de la quinoa.   quinoa-405538_1280   Actualmente podríamos decir que la quinoa es un alimento de moda gracias a su gran cantidad de propiedades, es más, la FAO designo el año 2013 como el año de la quinoa. La quinoa tiene una gran cantidad de usos culinarios, con ella podemos hacer sopas, ensaladas, galletas, panes, hamburguesa, flanes, etc. Podrás ver que es un alimento muy versátil, pero también hay que recordar que antes de preparar una receta con ella, hay que lavar las semillas frotándolas en un tamiz bajo el agua para quitarle el componente toxico que tiene llamado saponina y que le da un sabor amargo, ya que este componente funciona de pesticida natural protegiendo a la semilla. Normalmente la quinoa que se comercializa se vende lavada, pero para asegurarnos, la lavamos y le quitamos la saponina; podremos comprobar que se la estamos quitando cuando vemos que al enjuagarla en el agua se forma una espuma. La quinoa se puede cocinar a fuego lento, hervidas, al vapor y con cocción lenta. A la hora de comprar quinoa, las puedes encontrar en el formato de semillas o en copos.   quinoa-1250021_1920   Vamos a entrar en detalle sobre sus propiedades y vamos a detallarlas: – Posee todos los aminoácidos esenciales necesarios para la formación de nuevas proteínas. – Tiene hidratos de carbono complejos de asimilación lenta, lo que permite proveer al organismo de energía constante durante un largo período de tiempo. – Aporta cerca de 16 gramos de proteína por cada 100 gramos, por lo que es un alimento de origen vegetal con bastante proteína. – Aporta solo 6 gramos de grasas por cada 100 gramos. Las grasas que contiene son insaturadas, con presencia de ácidos grasos omega 6 y omega 3. – Aporta gran cantidad de fibra, en su mayoría fibra de tipo insoluble, lo que permite prevenir y revertir problemas de estreñimiento. – Los micronutrientes que aporta la quinoa son el potasio, magnesio, calcio, fósforo, hierro y zinc. – Las vitaminas que proporciona son del tipo B y vitamina E. La quinoa ecológica es un alimento de índice glucémico bajo, no provoca un incremento alto de los niveles de azúcar en sangre y mantiene saciado durante un largo período de tiempo, esto es ideal para diabéticos y personas que quieren adelgazar. – Es un alimento ideal para vegetarianos porque es un alimento de origen vegetal que proporciona gran cantidad de proteína y contiene hierro. – Es un alimento recomendado para deportistas ya que proporciona nutrientes necesarios para una buena realización de actividades deportivas como hidratos de carbono complejos, proteína y minerales. – Al no contener gluten es apta para celíacos.   Link al producto: http://ow.ly/wlte300BwNE   Autor: Antonio José Pérez Sánchez. Dpto. de nutrición y dietética de Ecospain. Contacto: Info@ecospain.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *