Dietas absurdas (II)

Anteriormente hablamos sobre dietas absurdas como la dieta del potito, esta semana seguimos hablando de las dietas absurdas, pero en esta ocasión hablamos sobre la dieta de la cerveza, si, has leído bien, la dieta de la cerveza, esa bebida que ahora en verano consumimos mucho. Al haber leído esto,  seguramente te preguntarás que como pueden proponer una dieta en la que la base sea una bebida alcohólica que está relacionada con el aumento de peso y la llamada “barriga cervecera”.   beer-1477943_1920   La dieta de la cerveza propone consumir cerveza helada con una frecuencia diaria, esto es con el objetivo de que nuestro cuerpo aumente el consumo de calorías elevando la temperatura de la cerveza de 0ºC a 37ºC y que es la temperatura a la que está nuestro cuerpo normalmente. Esta dieta plantea que el consumo calórico será de unas 18500 calorías ingiriendo 500 ml de cerveza  a 0ºC cada día. Esta dieta podría ser la dieta perfecta para la persona que no quiere esforzarse sin tener que cambiar hábitos de vida ni tener que hacer ejercicio físico. Las bases de esta dieta se vienen abajo cuando analizas el aporte calórico de la cerveza, la cual aporta 200 kcal por 500 ml, lo que daría un resultado de unas 200.000 kcal. Tras hacer estos cálculos, llegas a la conclusión de que el balance energético es positivo, es decir, se consumen más calorías de las que se gastan, por lo que esta dieta perdería efectividad. Por otro lado, esta dieta no favorece llevar unos hábitos de vida saludables ni cambiarlos.   Autor: Antonio José Pérez Sánchez. Dpto. de nutrición y dietética de Ecospain. Contacto: Info@ecospain.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *