¿Comida saludable en el sector fast food?.

La preocupación por una alimentación saludable ha crecido en todo el mundo y va a ser uno de los catalizadores del sector consumo en los próximos años.

McDonalds y otras enseñas de comida rápida ya han comenzado a adaptarse a los nuevos gustos.

Losllamados «millennials» (los nacidos después de 1980) parecen mucho más preocupados que sus padres y abuelos por una alimentación saludable. Para muchos expertos, esta tendencia va a ser un importante catalizador del sector consumo en los próximos años.
Especialmente, teniendo en cuenta que los «millenials» representan casi el 25 por ciento de la población en países como Estados Unidos.
«Las personas entre 18 y 34 años han sido un importante motor del cambio que se ha producido en la sociedad hacia una mayor preocupación sobre los ingredientes. Los datos sugieren que los llamados «millennials» tienen una mayor inclinación hacia la comida saludable de la que tenían hace dos años. Además, cada vez están más interesados en los alimentos orgánicos ecológicos», dice un reciente informe de Citi.
En concreto, la comida saludable es «muy importante» para el 33 por ciento de los «millenials» estadounidenses, hasta el punto de que el 29 por ciento de ellos estaría dispuesto a pagar más por un menú sano, según otro estudio de Nielsen.
Conscientes de este cambio de mentalidad, las marcas han comenzado a dar pasos para satisfacer la nueva demanda. La cadena Chipotle (identificada con la comida rápida saludable) tomó la delantera en Estados Unidos, al sacar los alimentos transgénicos de su menú en abril. Después, le siguieron Taco Bell y Pizza Hut, cuando anunciaron que eliminarán antes de final de año todos los colorantes y sabores artificiales, algunos aditivos, las grasas trans, el aceite de palma y ciertos siropes.
Pero, quizá, el caso más paradigmático es el de McDonalds. La cadena de comida rápida más reconocida del mundo ha lanzado en Estados Unidos un menú con pollo a la plancha y ha anunciado sus planes para frenar el uso de antibióticos en la cría de pollos, mientras está inmersa en una crisis que le llevará a cerrar 700 locales en todo el mundo. Chipotle, ejemplo de éxito
«Chipotle lo ha hecho fenomenal. El menú cuesta prácticamente el doble que el de McDonads, pero todo es en plan natural. Su acción está un poco cara, pero si da el salto internacional y consigue el éxito que ha logrado en Estados Unidos, tendrá recorrido», explica Celso Otero, de Renta 4.
China y la salud
Chung explica que la moda de la comida sana también ha llegado a otro actor fundamental, China, donde los escándalos alimentarios han hecho estragos. Además, otro factor que está impactando en las filiales de este tipo de cadenas en China es el enriquecimiento de las clases medias, que han dejado de considerar «sexy» el ir a comer a restaurantes como Kentucky Fried Chicken
A nivel global, el CEO de Fred Alger opina que esta tendencia hacia un modo de vida más saludable va a trascender el área de los restaurantes de comida rápida para impactar en otros productos. «Grandes marcas como Kellogs han sido populares desde hace muchos años. Pero los jóvenes ya no se dejan seducir por esto. Son alimentos muy procesados, que no son sanos», según Chung, quien cree que esta tendencia irá impactando poco a poco en los números de estas empresas y en su cotización.
Sin embargo, hay quien no comparte esta visión. «No creo que se deje de comer hamburguesas. Yo tengo hijos y quieren ir a McDonalds. No creo que pierda la mitad de la cuota de mercado en 10 años», dice Otero.
Poco a poco las personas se están concienciando de lo importante que es mantener una dieta saludable para cuidar su salud, poco a poco conseguiremos que la mayoría de las personas consuman ecológico, y así cuiden su salud y el medio ambiente. 
Mientras tanto en EcoSpain seguiremos con nuestro lema: «Consume ecológico, cuidarás tu salud y el medio ambiente».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *